sábado, 25 de febrero de 2012

Olvido cruel de amor



escritor y narrador:
cesar augusto jimenez cuenca









¿Como pudiste olvidarme?
¿Despues de tanto amor?
Promesas, plegarias, ardor…
Placer... temor... caricias...
¡Que se las lleve el diablo!
Locuras sexuales... satisfacción...
¡Me importa un bledo!
Tienes el ego mas grande, ruin
y perverso… Tu orgullo es como el
océano: Profundo... obscuro y viscoso,
de donde surgen las criaturas
sin alma, como anguilas o medusas…

¿Y que pasará con mi vida?
Ahora marchita y  sin rumbo...
mi pasión sin motivo se resquebraja...
estoy solo en medio del universo…
Y mis sueños, como ratas. si... ¡como ratas!
 Abandonan  el barco...
Me despido de ti, mujer ingrata...
y de mis besos y  de tus caricias,
de tus ilusiones y las mias…
¡Que se las lleve el diablo!


                         











martes, 21 de febrero de 2012

Promesa amarga















Quiero y deseo que caminemos
por la vida… ¡Juntos!
Compartiendo momentos
buenos, malos, placenteros,
 o dolorosos…
Cuidando uno del otro,
descubriendo los increíbles
lugares a los que la gente puede
llegar, si su amor es fuerte,
estable  y duradero...


Más que nada en este mundo,
quiero pasar todas mis mañanas
amándote.
Ser la primer persona que mires
cuando despiertes, desayunar
en el jardín, escuchar al colibrí
admirar el ruiseñor, y después...
¡Besarte con mis dedos! mirarte
con el alma... Esperar a que llegue
el ocaso y con un poco de suerte,
en el estertor de mi muerte, con
el ultimo aliento…
Cerraré tus verdes ojos...


 


                                            













                                            






martes, 7 de febrero de 2012

LA MUERTE... MI FIEL COMPAÑERA











 Escucho con claridad
que llegas a mi...
como un perro fiel resoplandome al oído.
 Siempre te miré
como algo lejano.
Quizás un tanto severa.
La muerte, mi fiel compañera.
¿Que sería de la vida
si tu no existieras?
Acaso seriamos felices...
o estaríamos en eterna ira.
Muerte y vida, elementos indisolubles...
muerte y vida, movimiento
extraordinario sin duda.
Un solo soplo...
nunca llega tarde,
¡nunca llega pronto!
Nunca será injusta...
El instante mortal
se acerca...
anda ¡toma mi mano!
y te seguiré sereno.
Si alguna lágrima fluye
de mis ojos, ignorala,
es mero reflejo de mi
comportamiento social
este es mi evento...
Llevame contigo al
firmamento...
Seremos polvo de estrellas
o algún sol enano.
Y, esperaré según mi karma...
otra vida y muerte,
porque ahora se,
que vamos juntos por el universo, 
como un solo movimiento
en un solo compás...

           



 

 

sábado, 4 de febrero de 2012

Arsenico



escritor y narrador:
cesar augusto jimenez cuenca








Tu ausencia, corroe
mi alma, cual arsénico
devorando mis entrañas.
¡Por favor no lo hagas!

Prefiero morir lenta,
tiernamente al calor
de tus besos que aturden
mis sentidos...

Con tu mirada incendiaria
que incita a la lujuria...
Con esa forma de abrazar
mis hombros desnudos.

Si quieres mi muerte...
¡hazlo ya!  mientras,
agonizo besando tus pechos
perversos,  repletos...

Y ese monte de Venus,
tantas veces mencionado.
Este vientre tuyo, húmedo
salvaje, caliente...